Exploración de la Coagulación Sanguínea: Uso Práctico de los Reactivos Químicos

febrero 3, 2023by Kalstein
YR05118-IMG-1-600x435-1.jpg

La exploración de la coagulación sanguínea es un área importante dentro de las pruebas de laboratorio para diagnosticar enfermedades. Los exámenes relacionados con la coagulación sanguínea se llevan a cabo para comprobar la capacidad de la sangre de formar coágulos. En este sentido, los reactivos químicos juegan un papel fundamental, ya que permiten evaluar cada una de las etapas de la coagulación sanguínea. Por ejemplo, se usan para medir el tiempo desde la aplicación del factor tisular al inicio de la coagulación, así como la dirección de los coágulos.

Los reactivos químicos se dividen en dos grupos principales: reactivos para pruebas hematológicas y reactivos para pruebas de coagulación. Los reactivos para la hematología se utilizan para evaluar la cantidad y los tamaños de los diferentes elementos que conforman la sangre, como los glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y hemoglobina. En ese sentido, estos reactivos se pueden añadir a la muestra de sangre directamente o preparar previamente como una solución de reactivos.

¿Qué son los reactivos para estudios de la coagulación de la sangre?

Los reactivos para las pruebas de coagulación se usan para medir la capacidad de la sangre para formar coágulos. Estos reactivos incluyen compuestos catiónicos, como el cloruro de paladio, el cobalto, el magnesio y el hierro, así como compuestos que inducen la coagulación. Los reactivos químicos se agregan a la sangre para medir el tiempo de coagulación de una muestra, así como la estabilidad de los coágulos. La mayoría de los reactivos químicos se aplican como una solución, ya que se disuelven en agua destilada y se agregan al volumen de sangre deseado.

Los reactivos usados en la exploración de la coagulación sanguínea tienen muchas aplicaciones prácticas. Por ejemplo, se pueden utilizar para detectar las alteraciones de los parámetros de la coagulación sanguínea en pacientes con cualquier condición de salud, como la trombosis venosa profunda, la enfermedad hemorrágica o la anemia. Estas pruebas permiten distinguir entre las causas de trastornos de la coagulación.

Entre estos trastornos está la deficiencia de factores de la coagulación; sangrados crónicos; anomalías del flujo sanguíneo; enfermedades autoinmunes; enfermedades trombóticas y otras. Estas pruebas se usan ampliamente en el hospital y en los servicios de urgencias, para ayudar a los médicos a hacer un diagnóstico preciso de los trastornos de la coagulación, así como para determinar la idoneidad de la aplicación de terapias o medicamentos específicos.

¿Qué otros usos prácticos tienen los reactivos químicos?

Por otro lado, también se usan los reactivos químicos para implementar áreas de seguridad en los procesos de donación de sangre. Los reactivos químicos se aplican antes de que la sangre vaya a los bancos de sangre, para asegurar que cada una de las unidades donadas no contenga ninguna infección o enfermedad. Estudios recientes muestran que estos reactivos también pueden detectar la presencia de proteínas dañinas en la sangre, tales como anticuerpos de las enfermedades infecciosas. Esto ayuda a mantener los bancos de sangre más seguros para tanto los donantes como los receptores.

Por último, los reactivos químicos también se utilizan para fines educativos, mediante el uso de planes temáticos. Los docentes usan los reactivos para que los alumnos experimenten con la reacción de diferentes elementos químicos con otros. Esto le permite a los estudiantes tener una mejor comprensión de los procesos químicos, así como de los principios básicos de la coagulación. Estas prácticas también son útiles para preparar a los estudiantes para trabajar en un laboratorio.

En conclusión, los reactivos químicos se encuentran ampliamente en la exploración de la coagulación sanguínea. Estos reactivos se pueden usar para detectar las alteraciones en los parámetros de la coagulación, así como para fines educativos y de seguridad en los bancos de sangre. Los reactivos químicos son una herramienta invaluable para el diagnóstico adecuado de los trastornos de la coagulación, así como para asegurar la seguridad de los donantes de sangre.

Los dispositivos de Kalstein para medir la coagulación de la sangre

Kalstein tiene a la venta, se encuentra el analizador de coagulación, que como se ha visto, es un parámetro importante en los análisis de sangre. Este equipo tiene como características resaltantes su bajo consumo de reactivo, menos de 20 microlitros y control preciso de la temperatura en 37 grados durante toda la medida. En los links AQUI y AQUI, se puede contactar para conocer los precios y opciones de compra.

Kalstein

PARIS

Sede

5 rue de Castiglione 75001 Paris – France.
(+33) 01 70 39 26 50(+33) 7 60 83 92 83

sales.department@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


Cotizaciones personalizadas e instantáneas

Genera cotizaciones basadas en información de productos seleccionados.

GENERAR COTIZACIÓN