El Electrocardiógrafo para evaluar la Hipocalcemia

noviembre 18, 2022by Kalstein
YR05158-IMG-1-1-300x300-1.jpg

El calcio (Ca) es un metal alcalinotérreo que cumple funciones importes en el organismo. Este metal, que circula en la sangre está unido en un 45% a las proteínas plasmáticas, principalmente a la albúmina, y en un 15% a pequeños aniones. El 40 % restante del calcio circulante se encuentra en su forma iónica. Esto significa que se puede medir, por un lado:

  • Calcio total (valor estándar: 8.5-10.5 mg/dl o 2.12-2.62 mmol/l).
  • Calcio ionizado (valor estándar: 4.65-5.25 mg/dl o 1.16-1.31 mmol/l).

En la deficiencia de calcio o hipocalcemia, el cuerpo carece del mineral calcio. Los médicos hablan de carencia de calcio cuando la concentración de calcio total en la sangre desciende por debajo de 2,2 mmol/l. Como su nombre indica, la carencia de calcio significa que el organismo no recibe suficiente cantidad de este mineral. Los adultos necesitan unos 1000 mg de calcio al día. 

Las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, así como los niños y adolescentes en crecimiento, necesitan algo más. La necesidad adicional de calcio puede cubrirse con productos lácteos, pero sólo si no hay alergia a la leche de vaca o intolerancia a la lactosa. La soja y los productos de soja también son especialmente ricos en calcio, al igual que las verduras verdes como la col rizada, el brócoli o el hinojo.

¿Cuáles son las causas de la hipocalcemia?

La hipocalcemia se observa clásicamente con la deficiencia funcional de la hormona paratiroidea, ya sea como deficiencia absoluta de la hormona (hipoparatiroidismo primario), después de una paratiroidectomía o relacionada con un síndrome pseudohipoparatiroideo. Otras causas de hipocalcemia son:

  • La deficiencia de vitamina D.
  • Los trastornos congénitos del metabolismo del calcio.
  • La insuficiencia renal crónica.
  • La pancreatitis aguda.
  • La rabdomiólisis.
  • La sepsis.

La hipocalcemia se observa con frecuencia en los pacientes críticos, con una incidencia reportada de hasta el 50%. Además, la hipocalcemia se asocia a menudo con la hipomagnesemia. La irritabilidad neuromuscular es el rasgo cardinal de la hipocalcemia, siendo el espasmo carpo-pedal el signo físico clásico que puede progresar a tetania franca, laringoespasmo o actividad convulsiva tónico-clónica.

¿Cómo se diagnostica la hipocalcemia con un electrocardiógrafo?

Las anomalías electrolíticas más comunes que afectan al electrocardiograma incluyen trastornos del potasio, el calcio y el magnesio. Los desequilibrios electrolíticos afectan a las fases de despolarización y repolarización del potencial de acción del ciclo cardíaco al alterar los potenciales a través de las membranas celulares de los miocitos cardíacos. Aunque se puede hablar de cada electrolito y sus anomalías asociadas por separado, es importante recordar que se producen trastornos combinados y que existe una interacción fisiológica dinámica entre estos cationes.

La principal manifestación electrocardiográfica de la hipocalcemia es el alargamiento del intervalo QTc. La hipocalcemia prolonga la fase 2 del potencial de acción con un impacto modulado por la tasa de cambio de la concentración de calcio sérico y la función de los canales de calcio de los miocitos. La prolongación del intervalo QTc se asocia con posrepolarizaciones tempranas y disritmias desencadenadas. Las torsades de pointes pueden ser desencadenadas por la hipocalcemia, pero es mucho menos frecuente que con la hipocalemia o la hipomagnesemia.

Mientras que las anomalías de conducción electrocardiográficas son comunes, las disritmias graves inducidas por la hipocalcemia, como el bloqueo cardíaco y las disritmias ventriculares, son infrecuentes. El desarrollo de disritmias suele estar asociado a otras comorbilidades como la cardiopatía estructural, la isquemia o en asociación con el tratamiento farmacológico (por ejemplo, digitálicos, catecolaminas). 

Los síntomas graves y las disritmias potencialmente mortales exigen un tratamiento inmediato con sales de calcio parenterales. Además, puede ser necesario corregir las anomalías electrolíticas asociadas, como la hipomagnesemia, las anomalías de fosfato y la acidemia. Para la hipocalcemia crónica pueden administrarse suplementos de vitamina D y de calcio por vía oral. administrarse para la hipocalcemia crónica.

El electrocardiógrafo de Kalstein para el diagnóstico de la hipocalcemia

El diagnóstico de la hipocalcemia puede realizarse de forma rápida con la obtención del electrocardiograma, aunque la determinación de calcio sérico sea uno de los cánones más usuales en el despistaje. En especial, el electrocardiógrafo del fabricante de equipos Kalstein permite visualizar en su pantalla LCD el electrocardiograma en la medida que se esta obteniendo, cuenta con un sistema de impresión térmica, bajo nivel de ruido y garantía de por vida. Para más información de estos equipos, como precios, compra o solicitud de cotización puede revisar AQUI

Kalstein

PARIS

Sede

2 Rue Jean Lantier, 75001, Paris – France.
(+33) 1 78 95 87 02(+33) 7 60 83 92 83

sales@kalstein.eu

UBICACIONES

Estamos siempre cerca.



FACILIDADES

Métodos de pago y envios



Sigue nuestra actividad en las redes sociales

Mantente informado con todas las noticias de actualidad del sector.


EnglishFrenchSpanish
Abrir chat
Escanea el código
Hola
¿En que podemos ayudarte?