Buscar artículos

Manejo óptimo del transiluminador para geles y cómo incrementa la productividad

En el dinámico mundo de la investigación científica y biomédica, el transiluminador ha emergido como una herramienta indispensable para los equipos de laboratorio. Conocido también como iluminador de fondo, este aparato se ha vuelto fundamental para visualizar y documentar los resultados de experimentos en biología molecular, como la electroforesis en gel.

Un transiluminador usa luz ultravioleta (UV) para iluminar geles de agarosa o poliacrilamida impregnados con colorantes fluorescentes. Cuando el gel se coloca sobre el panel de iluminación del transiluminador, los restos de ADN, ARN o proteínas marcados fluorescentemente en el gel se destacan contra el fondo oscuro, permitiendo su observación y análisis.

Manejo óptimo del transiluminador para geles

Para maximizar los beneficios del transiluminador en la investigación y minimizar la probabilidad de daño por radiación UV, es importante utilizarlo correctamente. Primero, recuerda siempre usar equipo de protección personal, como anteojos de seguridad UV y guantes, para evitar la exposición a la luz UV. Del mismo modo, es aconsejable utilizar una cubierta de plástico entre el gel y la superficie del iluminador de fondo para evitar posibles contaminaciones y daños.

Además, asegúrate de seleccionar la intensidad de luz UV correcta para tu experimento específico. Algunos iluminadores de fondo ofrecen una selección de tres longitudes de onda: la longitud de onda más alta, generalmente 365nm, es menos dañina para los ácidos nucleicos, pero también proporciona menos sensibilidad. Por otro lado, las longitudes de onda más cortas ofrecen una sensibilidad superior, pero a costa de un potencial daño a las muestras.

Cómo incrementa la productividad el transiluminador

Operar un transiluminador de manera eficiente puede aumentar drásticamente la productividad en un laboratorio. En primer lugar, al visualizar y documentar los experimentos de manera más clara y precisa, el iluminador de fondo puede ahorrar horas de trabajo, evitando la necesidad de repetir experimentos difícilmente reproducibles.

Además, los modernos transiluminadores a menudo vienen equipados con características adicionales, como la capacidad de ajustar la intensidad de la luz y la opción de cambiar entre diferentes fuentes de luz (por ejemplo, luz blanca para colorantes no fluorescentes), que pueden ampliar sus aplicaciones en el laboratorio y, por lo tanto, maximizar la eficiencia operacional.

Soluciones Kalstein 

En conclusión, el uso eficiente de un transiluminador puede resultar en un ahorro significativo de tiempo y recursos, lo que se traduce en una mayor productividad en el laboratorio. Al entender su funcionamiento y practicar un manejo seguro y eficaz de esta herramienta, los investigadores pueden aprovechar su máximo potencial para avanzar en sus estudios científicos.

Como empresa fabricante de equipos para laboratorios, nos complace en Kalstein ofrecerles productos de alta gama, con diseño actualizado y tecnología avanzada; conoce nuestros transiluminadores AQUÍ, encontraras los modelos YR que están disponibles para tu compra, además contamos con una nueva plataforma 3D que posee versatilidades sin límite, presente en más de treinta países a nivel mundial, publica con nosotros sin restricciones de idiomas, con planes de envió, se visto, eres más.